GRACIAS POR VISITAR MI BLOG

TRANSLATE TO YOUR LANGUAGE!!!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Errores más comunes en la elaboración de bizcochos y cómo solucionarlos


Muchas veces seguimos una receta pero no nos queda igual; el bizcocho queda apelmazado, no sube lo suficiente, o, simplemente, queda crudo por dentro.
Para evitar que esto nos ocurra podemos seguir una serie de pautas muy sencillitas. Espero que os ayuden.

Lo primero que debemos tener en cuenta es lo siguiente:
1.- Es necesario precalentar el horno con, al menos 10 o 15 minutos de antelación.
2.- Los bizcochos deberemos meterlos en el centro del horno.
3.- Para medir, si usamos un vaso medidor, deberemos tenerlo a la altura de nuestros ojos. Debéis tener en cuenta que las cantidades a utilizar para la elaboración son muy importantes y, respetarlas al máximo ya nos garantiza casi un 80% del éxito en nuestra receta. Yo recomiendo utilizar siempre una balanza, pues es mucho más precisa, pero si preferís los vasos medidores tened en cuenta este apunte.
4.- Antes de desmoldar el bizcocho, procura dejarlo templar (unos 10 minutos mínimo) y, si lo colocas sobre una rejilla, apóyalo en un paño para que no se marque la rejilla en la base del bizcocho (o galletas).

Pasemos ahora a tratar algunos de los casos concretos:


1.- El bizcocho no subió lo suficiente. ¿Por qué?
Pues puede ser debido a varios factores:
  • Por un exceso de agua o materia grasa (Mantequilla, aceite), que produce un exceso de peso de la masa, impidiendo que suba
  • Por falta de levadura.
  • Exceso de azúcar
  • Por haber empleado un molde excesivamente grande en proporción a la cantidad de masa preparada. El bizcocho se expande a lo ancho, pero nunca subirá.
  • Por una temperatura del horno incorrecta (por ser muy baja o muy alta o por la falta de precalentado del horno) lo que supone un mal horneado de nuestro bizcocho.
  • Por una mala mezcla de los ingredientes: un exceso de batido de los mismos o incluso una mezcla insuficiente.
2.- El bizcocho se hunde en el centro:
Esto nos puede ocurrir: 
  • por falta de líquido,
  • Por no haber batido lo suficiente
  • Por poco tiempo de cocción o una temperatura inadecuada del horno (muy baja).
3.- El bizcocho se eleva en el centro:
Motivos:
  • Falta de líquido,
  • Hemos añadido poca levadura
  • Nos hemos quedado cortos con la materia grasa (mantequilla o aceite, por ejemplo)
  • Poca azúcar
  • Una temperatura del horno demasiado elevada
4.- El bizcocho me queda seco:
Motivo: Puede ser por haber añadido harina en exceso y poca levadura.

5.- La parte superior del bizcocho queda húmeda:
Uno de los motivos principales suele ser un exceso de azúcar y una elevada temperatura del horno.

6.- El bizcocho de hunde, nos queda apelmazado:
Motivos.
  • No haber precalentado el horno o no haberlo hecho con suficiente antelación. Yo os recomiendo encenderlo justo después de habernos preparado los ingredientes (pesado) y justo antes de empezar a preparar la masa.
  • Por haber sacado el bizcocho antes de que estuviese en su punto. Para evitar esto yo os recomiendo pinchar en el centro del mismo con un palillo. Si sale seco estará en su punto y podremos retirarlo.
  • Por abrir la puerta del horno muy pronto. Debéis tener en cuenta que si abrís muy pronto la puerta del horno, el bizcocho no subirá pues cortamos el calor del horno y modificamos la temperatura de cocción. Podéis ir controlando tras el cristal ;)) Y si teméis que se os pueda dorar en exceso la parte superior (no ocurrirá si la temperatura es la correcta y el bizcocho está colocado en la mitad del horno) siempre podéis "taparlo" con un poco de papel albal. Os recomiendo esperar, al menos, 15 minutos antes de abrir el horno.
  • Por no respetar los ingredientes de la receta, añadiendo más o más cantidad de grasa.
  • También puede ocurrir por un exceso de batido de los ingredientes o haberlo hecho incorrectamente (falta de batido).
  • Por una temperatura incorrecta del horno
¿Algunos consejillos adicionales? Bueno, por ejemplo, puedo deciros que es importante tener todos los ingredientes a la misma temperatura (ambiente) y, cómo no, familiarizarnos con nuestro horno y su temperatura, pues cada horno es un mundo y si cogemos el truquillo al nuestro nos garantizaremos una parte importante del éxito de la receta.

La verdad es que, analizando estos "errores" típicos, podemos decir que la mayor parte de ellos se corrigen respetando la receta original y los tiempos y temperatura de cocción. En muchas ocasiones me he puesto a hacer una receta y me han saltado mil dudas: ¿estas cantidades están bien? ¿parece demasiada mantequilla? ¿todo este tiempo de cocción? ¿sólo esta temperatura? Pero siempre acabo respetando las indicaciones y, la mayor parte de las veces he acertado.

Cada bizcocho, galleta o preparación es un mundo y el resultado depende de las técnicas empleadas para su elaboración.

Espero que estos truquillos os sirvan para resolver alguna dudilla que se os haya planteado y, cómo no, a preparar un delicioso bizcocho y ponerlos en marcha ;))

6 comentarios:

DULCE dijo...

gracias por compartir.....bess

carmen dijo...

Creo que son muy prácticos estos consejos, a casi todos nos ha pasado algún caso de éstos, como el que no te sube el bizcocho.
besos

Mari dijo...

Siempre va bien repasar estos consejos.
Felices fiestas.

Las Delicias de La Pungui dijo...

Gracias por los consejos!! son de mucha utilidad. Este post me lo guardo para que no se me olviden!!
un beso
Sonia

ISA dijo...

Excelente entrada, a mi me sirve de mucho. GRACIAS Y FELICES FIESTAS!!

Químico Cocinero dijo...

Muy buena entrada, muy buenos consejos!
Felices Fiestas!
QC

Mis recetas en pdf

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

hierbabuena y pimienta