GRACIAS POR VISITAR MI BLOG

TRANSLATE TO YOUR LANGUAGE!!!

jueves, 13 de junio de 2013

Acabar en la Escuela de Hostelería de la Casa de Campo... ¿Y ahora? Presente...futuro.... de una estudiante de cocina

Hoy nos despedíamos de la que ha sido nuestra Escuela durante dos años. Las palabras del director lo decían todo: "Os habéis formado como profesionales y como personas. Si en algún momento pensasteis que la Escuela era dura, la toma de contacto con la profesión os hará ver que esta profesión lo es aún más"...
Y ciertamente así es. Últimamente parece que la cocina a nivel profesional ha tomado mucho protagonismo y el interés crece alimentado por los programas de cocina que emiten cadenas de ámbito nacional. Personalmente no estoy de acuerdo con ninguno de ellos, pero bueno... Creo que plantean una imagen irreal, un mero montaje hecho con vistas a una mayor audiencia y punto. 

El mundo de la cocina es un mundo muy duro y sacrificado y ha de gustarte, apasionarte más bien, para poder sobrellevarlo. Es más, bajo mi punto de vista, la cocina ha de ser tu vida y casi vivir, pensar y respirar por y para ella; al menos, si quieres llegar a un punto medianamente bueno (para mí bueno es disfrutar). Hay mucha competencia y esto te obliga  a diferenciarte, a sobresalir de algún modo.

En la televisión nos muestran unos minutos, un montaje... pero el trasfondo es bien distinto. Para llegar a ese plato increíble, a ese resultado hay horas y horas de duro trabajo. De errores y aciertos, de pruebas, etc... Tu familia son tus compañeros de cocina y tu vestimenta es casi exclusivamente el uniforme (lo que para mí es un verdadero lujo!). Cuando empecé en la Escuela te encontrabas con personas que, una vez empezaban a comprender lo que es la profesión, abandonaban. Si logras pasar ese punto y te dejas atrapar habrás superado una prueba muy importante, aunque no la única.

Hoy en el discurso de graduación además del director de la Escuela, hablaba el que ha sido el padrino de la promoción de este año, Coca Cola, y su representante resaltaba el buen ambiente que se respira en la Escuela de la Casa de Campo, en el cariño con que, tanto los alumnos como los antiguos alumnos, hablan de ella. Y al oírle no podía evitar sentir otra vez la nostalgia que sentí el último día  en la cocina de la Escuela. Si hay una cosa que he resaltado todo este tiempo, es la experiencia tan increíble que he vivido aquí. Los grandes compañeros y profesores que he tenido. Supongo que en el resto de escuelas pasará lo mismo, pero yo no llegué a tener este sentimiento en mi etapa en la Universidad en ningún momento y me sorprendía mucho. 
Al salir al patio y reunirnos todos los compañeros el comentario era casi unánime: ¿Y ahora qué? En estos momentos, además, nos encontramos con el agravante de la situación que atraviesa nuestro país y si ya la profesión es complicada, a día de hoy aún más. Personalmente tengo claro mi futuro más cercano: buscar un "buen" restaurante donde seguir formándome. Sin embargo, hasta buscar un lugar para hacer prácticas (o un "stage") resulta sumamente complicado. Primero has de poder permitirte unos cuantos meses de duro trabajo sin remunerar y eso, si estás emancipado es complicado y, por otro lado, está el hecho de que en muchos sitios te piden que la escuela te amplíe las prácticas o te proporcione el seguro escolar.... Algo imposible, ya que el período de prácticas oficial es de un par de meses y, en mi caso ya lo has cumplido. Así que toca seguir buscando... 

Si finalmente tienes la suerte de encontrar un buen restaurante, te encontrarás con.... ahhhh!!! eso es sorpresa y también una lotería... Es increíble el hermetismo que existe en esta profesión nadie se atreve a comentar su experiencia y os aseguro que hay malas no, malísimas y son las mayoritarias... Por ahora me considero una afortunada, siempre me han tratado muy bien, cruzaremos los dedos ;)

Cuando hablo sobre esto con mis profesores coinciden en que no tienes que dejarte llevar por la opinión de los demás y que debes ser tú quién lo viva de primera mano. Supongo que razón no les falta. Cada persona es un mundo y, dado que esta profesión es tan dura es posible que ocurra como con los compañeros que fueron abandonando la Escuela, su opinión seguramente no será como la mía...
No sé dónde estaré de aquí a unos meses y, la verdad, sería feliz con lograr acceder a un "stage" en un buen restaurante y seguir aprendiendo. Tan sólo plantearme esta posibilidad ya me parece increíble, ojalá en breve pueda hablar de ello no como un sueño, sino como una realidad!!

Bueno, hoy me he permitido alejarme de la mera receta y dejaros algunas reflexiones, pero es que el día de hoy lo merecía...me voy a seguir buscando restaurante, jeje!!!

8 comentarios:

Trini Altea dijo...

Helena que suerte.!!!
Veras como todo te va genial.

Rosa dijo...

Té deseo toda la suerte del mundo. Bss.

Julia. Petites Sucreries. dijo...

Felicidades por esa fantástica experiencia ;) Un beso

Isa dijo...

Te deseo mucha suerte en esta nueva etapa que se te presenta. Si te sirve como ánimo, por mucha crisis que haya, la comida no la dejamos pasar.
Sobre los programas de cocina, a mi me gustan mucho, pero entiendo lo que dices. Los participantes supuestamente son aficionados, y les piden que hagan el trabajo de un chef, algo no cuadra.

Pío Recetas dijo...

Sigue con esa actitud positiva y con la ilusión de seguir formandote para darlo todo en un buen restaurante.Cada uno encuentra su sitio y ya veras como encuentras el tuyo.Da gusto oirte hablar de tu escuela se nota que te han enseñado muchas cosas en ella que seguro transmitiras a alguien muy pronto.
Un besico y no te rindas!!

lola dijo...

eSPero que todo te vaya muy bien


¡¡besos¡¡

Sus dijo...

Mucha suerte en tu nueva búsqueda, seguro que dentro de poco estamos leyendo sobre tus nuevas experiencias. Besos!

Juan dijo...

Enhorabuena, estoy deseando empezar ahí! Saludos,

Mis recetas en pdf

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

hierbabuena y pimienta